Kant y la educación

Kant2_baja

Kant

Si para la mayoría de nosotros es desconocido el nombre de Immanuel Kant,  mucho más extraña nos resultaría la frase más rimbombante que de éste señor nos ha llegado: las “formas sintéticas a- priori”. A fin de cuentas, para qué serviría eso en nuestros días. Bueno, aunque Kant nunca dijo que sus teorías tienen que ver con la educación, yo creo que si uno es docente en algo podrían servir, ya que:

  1. Los profesores están hasta la coronilla con las dichosas
    noam_chomsky

    Chomsky

    “destrezas” que el Ministerio se inventó; la cuestión es que no son creación política sino que derivan de las “competencias” creadas por Chomsky en 1965, quien las extrajo de las estructuras de Saussure (1916), quien a su vez las sacó de alguien que las robó de alguien, que, inicialmente, las sacó de las formas sintéticas a-priori de Kant.

  2. Según Kant, es posible crear una oración en la que el predicado sea producto del sujeto, que aparezca sin haberlo escuchado en ninguna parte (es decir que no haría falta enseñar a los niños la diferencia entre bien y mal, porque ya nacerían sabiéndolo)… Esta sabiduría innata son las formas sintéticas a-priori.
  3. Pero… ¡cuidado!, ya que las formas sintéticas a-priori no funcionan si no se produce la experiencia sensible; son como un programa de computadora que no funciona si no se le introducen los datos (a Kant no se le ocurrió este ejemplo ya que vivió hace más de 200 años).
  4. Lo que hizo Kant fue decir que estos “programas mentales” existían, Chomsky por su parte hizo un manual de funcionamiento para los mismos.
  5. Ésta teoría es atractiva para los pedagogos porque satisface a dos bandos aparentemente irreconciliables: a quienes creen que todos somos iguales por naturaleza y a quienes piensan que unos nacen más aptos que otros.
  6. Según Kant estos programas son iguales en todos nosotros, según Chomsky son completamente diferentes en cada individuo.
  7. En lo que si coincidieron ambos es en que la sociedad se encarga de orientar los programas mentales (no son realmente programas, pero es más sencillo llamarlos así) según sus intereses corporativos, es por esto que la mayoría de la gente admira a sus opresores y no admiten cambios ni revoluciones en su estilo de vida.
  8. Entonces, la idea de implementar destrezas en la enseñanza es que el alumno aprenda a usar sus programas para que el sea quien discrimine la información que recibe, es decir, que aprenda a ser libre. Pero, paradójicamente, se quiere hacer eso sin salir de un sistema escolar que data de hace 200 años y que fue creado para formar los empleados obedientes de la revolución industrial.

Entender a Kant no ha sido tan difícil…

Anuncios