El dueño del balón

La mayoría de la gente cree que un sistema político sin cabeza reguladora no podría sostenerse p111220-082319orque el ser humano necesita que se le pongan límites… Por tanto, según esto, la anarquía no es viable.  Pero en realidad la mayoría de teorías anárquicas (especialmente el anarcosindicalismo) no creen que el ser humano deba ser desregularizado, sino que el mismo, por su propia cuenta puede hacerlo sin entidades coercitivas de por medio… Y hay pruebas de que esto sí es posible; cuando miramos un partido de fútbol callejero por ejemplo, podemos darnos cuenta de que hay  en él una gran disposición a la organización con reglas creadas y reguladas por los participantes, reglas que ni siquiera tienen necesidad de ser enunciadas por que todos las saben, y si no las saben las intuyen. Entonces, a la falta de un ente regulador, las personas buscan maneras de organizarse en las que no haya una cabeza, sino la participación colectiva. Pero si alguien tiene una atribución más que el resto podría acabar con la organización de dicho sistema, y los jugadores del partido saben esto muy bien; es por esto que entre las reglas que intuyen está la de no hacer enojar al dueño del balón…

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑