La vida en Tocache bajo el Sendero Luminoso

Según Nancy, “los senderistas también cometieron excesos y errores. No más, sin embargo, que los narcos y no más que los militares, por lo menos en Tocache“.
Muy buen artículo…

Cultura Proletaria

SENDERO-LUMINOSO

En el siguiente texto, Santiago Roncagliolo entrevista a Nancy Obregón, que vivió en una región controlada por la guerrilla. Presente en el libro “La cuarta espada – La historia de Abimael Guzmán y de Sendero Luminoso“, el pasaje aclara muy bien el contexto violento de la guerra civil peruana y el comportamiento del Estado frente a la insurreción.

Nancy creció cerca de aquí, en los barrios populares de Lima, donde su familia criaba cerdos. A finales de los años 80, la economía familiar se complicó cada vez más, hasta que los padres decidieron regresar a su lugar de origen. “Aquí vivíamos en la más extrema pobreza, sin posibilidades de tener una educación o de crecer. Mis padres son campesinos de la selva, donde la familia, al menos, podía trabajar junta cultivando para poder dar de comer todos. Luego, regresaron para allí“.

La joven Nancy quedó en…

Ver la entrada original 1.601 palabras más

Anuncios

Revistas indexadas. Un reto para la universidad ecuatoriana

Reflexiones de un migrante académico

Open Journal Systems

pkp

La nueva visión de la universidad ecuatoriana tiene por consigna mejorar la calidad de la educación superior, para ello procura que tanto sus docentes e investigadores pasen de ser meros reproductores de conocimientos, a ser verdaderos creadores del mismo, con la consecuente transferencia tecnológica y doctrinal que permitirá a mediano plazo que la nueva matriz productiva, basada en el mejoramiento del conocimiento y talento humano pueda funcionar al ciento por ciento.

En éste contexto es conocido que toda investigación al interior de la academia debe contar con un respaldo, el cual usualmente se lo otorga una publicación de “impacto” o “indexada”, la cual no es más que una revista, la cual dada la rigurosidad de sus parámetros, así como la calidad de sus evaluadores externos ofrece la certeza que los contenidos a ser difundidos en sus páginas cuenta con un nivel…

Ver la entrada original 434 palabras más

Venezuela: La batalla en las redes

La pupila insomne

Iroel Sánchez

VenezuelaEn una entrevista que realicé a Silvio Rodríguez hace algún tiempo, este hizo una de las definiciones más completas y sintéticas que he visto sobre las redes sociales e Internet:

“Las redes sociales y la Internet, como todo lo que fabrica el hombre, se puede convertir en un arma y también en un escudo, incluso en un fin

Ver la entrada original 482 palabras más

¡QUE FALLO! – Respuesta de Silvio Rodríguez a Rubén Blades

Tribuna Popular

silvio-y-blades “Las verdaderas revoluciones son siempre difíciles. Che Guevara sabía algo de eso y decía que, en las verdaderas, se vence o se muere, porque una revolución no es una tranquila, pacífica obra de beneficencia, como cuando las encopetadas damas de la alta sociedad salen a hacerle caridad a los que no tienen justicia.

Ver la entrada original 1.147 palabras más

Lo que calla la censura: 3.158 suicidios por la crisis!!!

LA HORA DE DESPERTAR

performance.suicidio.stop.desahucios

Censura con silencio de la TV, Prensa y Política sobre los 3.158 suicidios ciudadanos por la crisis causada por los errores, estafas o lucrarse de ello por políticos y banqueros, con mas de 120 suicidios solo por desahucios. Los suicidios ya supera las muertes por trafico. Recordamos: Grecia 720 desahucios al año, España 512 desahucios al día.

La crueldad e insensibilidad de los políticos en torno al drama de la pobreza y el paro ha convertido a España en la vergüenza del mundo, sin que los poderes públicos se aperciban de la gravedad de la catástrofe para quienes la sufren. Este cataclismo ha obligado al movimiento 15-M a abrir una página en Wikipedia para intentar cuantificar el número de suicidios en España relacionados con la crisis, cifra que va a aumentando cada mes. No están incluidas las tentativas como la del joven Leandro en Málaga, lo…

Ver la entrada original 220 palabras más